Kenny Noyes: “Los accidentes son parte del motociclismo, pero yo no cambiaría las motos por nada”

kenny aniversary web

Entrevista al Campeón de Superbike del FIM CEV Repsol 2014 en el segundo aniversario de su accidente.

En la habitación Kenny Noyes sigue colgado el póster que su equipo, PL Racing, le dedicó cuando sufrió el accidente. En él se pueden leer frases como “esta remontada será maravillosa” o “lo bueno siempre sale adelante”. Más que mensajes de ánimo, son predicciones. O lo eran, mejor dicho, a pesar de que sigan escritas. Dos años después de la caída que le llevó al hospital con un grave Traumatismo Craneoencefálico y tras un intenso periodo de recuperación, Kenny sigue siendo el mismo de siempre. Se queja cuando hace frío -es decir, cuando la temperatura está por debajo de los 27ºC-, cuenta historias constantemente y solo piensa en volver al trabajo.

Pregunta: Hace ya dos años que saliste al Warm Up de la carrera del FIM CEV en MotorLand Aragón. ¿Qué recuerdas de aquel día?

Respuesta: Nada. Unas tres semanas después desperté en una habitación del Institut Guttmann de Barcelona. No sabía muy bien quién era yo, ni dónde estaba, ni por qué. ¡Sabía que era piloto, pero no sabía quién era! Reconocí a mi mujer y más tarde a mi hermano y a mis padres, pero nada más. No podía hablar ni andar, y me alimentaba por tubos. Con el tiempo empecé a recuperar la memoria, pero nada de la caída. Solo me acuerdo de ir al circuito en coche. Justo después de la caída fui trasladado en helicóptero al Hospital Clínico de Zaragoza, pero no me acuerdo de nada de aquel tiempo. Hace poco que he leído los informes médicos y he visto el vídeo de la caída. Fue bastante normal, pero tuve mala suerte y la moto rebotó en las protecciones, golpeándome en la cabeza. Combinando la velocidad que llevaba yo y la de la moto, se estima que el impacto fue a unos 120 km/h.

P: ¿Cómo te encuentras?

R: Estoy mejor. Voy mejorando en todos los sentidos, pero muy poco a poco. Avanzar, aunque sea lentamente, es bueno. El problema llega cuando la recuperación se detiene, pero ese no ha sido mi caso.

P.: El año pasado conocimos lo duro que había sido el primer año de recuperación. ¿Qué valoración haces de esta segunda etapa? ¿Ha sido tan difícil como la primera?

R.: Ha sido más duro, porque soy mucho más consciente de todo. Para mí, más que dos años, este periodo ha supuesto el final de una vida y el principio de otra. De mi segunda oportunidad.

P.: ¿Cómo es tu día a día?

R.: Bastante rutinario [risas]. Hago diferentes cosas. Cada día tengo un trabajo de recuperación diferente. Trabajo el equilibrio, la forma física, acudo a un logopeda… Estoy contento, porque he empezado a utilizar un andador y me ha ayudado mucho. Más de lo que pensaba. Ahora puedo bajar solo a la calle, a tomar un café por ejemplo.

P.: Incluso has empezado a caminar sin ningún tipo de apoyo. ¿Cuál es la sensación que tuviste al conseguirlo?

R.: Te contestaré cuando pueda correr [risas].

P.: Hace un año dijiste que lo más frustrante era hablar y mantener el equilibrio, pero has mejorado mucho. ¿Sigue siendo la parte más difícil?

R.: No me cuesta tanto hablar. Se me entiende mucho mejor gracias al trabajo que he hecho con mi logopeda, Ana Belmonte. El equilibrio también va mejorando, algo que sin la ayuda de Step by Step y mi fisioterapeuta, Luis Lomba, habría sido imposible. Tuve la suerte de conocer a médicos que tienen mucha experiencia tratando lesiones como la mía, y me he dado cuenta de la cantidad de especialistas que son necesarios para una recuperación como la mía. Además de con logopedas y fisioterapeutas, hay que trabajar con neuropsicólogos, psiquiatras, terapeutas especializados en sueño, oftalmólogos… La parte más difícil es ser consciente de lo costoso que es todo el proceso y de que no puedo conseguir los recursos por mí mismo, con un trabajo.

P.: Óscar Ibáñez, uno de los monitores del Noyes Camp, también sufrió un accidente y superó varias semanas de coma. Él necesitó cuatro años para sentirse fuerte. ¿Ves muy lejana una fecha como esa?

R.: Conocer a gente que se ha recuperado de un gran accidente, aunque no sea como el mío, me va muy bien, y Óscar es un caso de recuperación increíble. La verdad es que, a mí, los años me parecen muy largos, aunque es cierto que ya han pasado dos.  

P.: ¿En qué proyectos estás trabajando ahora mismo?

R.: Sigo involucrado con el Noyes Camp, mi escuela de pilotaje. Disfruto mucho del contacto con centenares de aficionados cada año. Me transmiten una energía positiva increíble. También, aprovechando el segundo aniversario del accidente, estoy preparando mi perfil de GoFundMe, una plataforma para recaudar fondos. El seguro federativo solo cubrió los primeros 18 meses después del accidente y, ahora, todos los gastos recaen sobre mi familia. El objetivo es terminar la rehabilitación y crear la Fundación Noyes para ayudar a las personas que, desgraciadamente, estén obligadas a pasar por lo mismo que yo.

P.: Además de las donaciones en GoFundMe, ¿hay otras vías para ayudarte con la recuperación?

R.:  Sí, iremos lanzando ventas de merchandising, cursillos del Noyes Camp solidarios, carreras benéficas… También subastaremos algunas cosas que serán muy divertidas. Quiero que las personas que deseen colaborar conmigo y con mi proyecto para ayudar a los demás tengan muchas posibilidades y estén cómodos. Lo mejor es seguir las redes sociales del Noyes Camp y de mi padre, Dennis Noyes, porque ahí lo iremos anunciando todo.

P.: Por cierto, ¿qué tal va el Noyes Camp?

R.: Está funcionando muy bien, aunque lo veía mejor cuando podía pilotar yo [risas]. Los monitores, Alejandro Ros, Óscar Ibáñez y Ferran Sastre, están haciendo un trabajo espectacular, pero no lo puedo evitar: quiero subirme a las motos en todos los cursillos.

P.: Tú que has vivido de cerca la cara más amarga del motociclismo, ¿qué mensaje de esperanza mandarías a todos los aficionados?

R.: Los accidentes son parte del motociclismo, pero yo no cambiaría las motos por nada. La parte negativa es una realidad, pero lo digo siempre: Shoya Tomizawa, Marco Simoncelli, Luis Salom, Dani Rivas, Bernat Martínez y el resto de pilotos que se han marchado nos pedirían que siguiéramos disfrutando de las motos de la misma forma en que ellos lo hacían. Los días posteriores al accidente de Nicky Hayden fueron especialmente duros para mí, porque su lesión fue muy parecida a la mía a pesar de que él no iba en moto. Tenía una buena relación con Nicky, hasta corríamos juntos en USA en carreras de Flat Track amateur, y sé que la mejor forma de recordarle es dando gas.

P.: La familia es el pilar fundamental en una recuperación así. ¿Qué papel ocupa tu gente en la fase actual de la recuperación?

R.: Ahora es más importante porque, al tomar conciencia de todo lo que ocurre a mi alrededor, el aspecto psicológico se convierte en una clave de la rehabilitación. Los amigos también son absolutamente necesarios. Sacar fuerzas tras un accidente como el mío es difícil, pero ser constantes en el día a día es todavía más complicado.

P.: ¿Ha cambiado tu forma de valorar la familia?

R.: Sí, antes de la caída era mucho más egoísta con mi familia, mi mujer y mis amigos. Ahora, con esta segunda oportunidad, espero no serlo.

P.: ¿Sigues pensando que tu trabajo es ser piloto y que quieres estar vinculado al mundo de las dos ruedas en los próximos años?

R.: No quiero ser piloto a nivel profesional, pero tengo claro que quiero seguir involucrado en este mundillo. Me gustaría mantener mi vínculo con las motos, pero de una forma distinta. Con algún equipo, con el Noyes Camp… Incluso me gustaría trabajar en algún campeonato ofreciendo mi punto de vista sobre la seguridad. Hacer algo que sea para el bien común de toda la familia del motociclismo.

Si quieres colaborar con el proyecto de Kenny Noyes, entra en su web oficial o en el perfil de GoFundMe.

 

  

Mi camino hacia la recuperación

Hola, me llamo Kenny Noyes y antes era piloto profesional de motos. El 5 de julio de 2015, siendo Campeón de España de Superbikes, sufrí una caída durante el entrenamiento libre antes de la carrera en Motorland (Alcañiz). No me acuerdo de nada, pero por lo que me cuentan fue una caída brutal con la mala suerte que mi moto impactó contra las protecciones y volvió en dirección opuesta hacia mí. Impacté contra ella y se estima que la velocidad combinada fue de unos 120 km/h. 

kenny2

Debo mi vida a la actuación rápida y eficaz del equipo médico del circuito. Fui transportado en un helicóptero-ambulancia a Zaragoza, a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Estaba en coma profundo (nivel Glasgow 3, el más severo de la escala). Me aseguran que estaba entre la vida y la muerte, pero 17 días después de mi caída, según el informe médico, abrí los ojos. Tras cuatro semanas en cuidados intensivos y todavía sin ser más que mínimamente consciente, me transportaron en ambulancia al Instituto Guttmann de Badalona (Barcelona).

Mis primeros recuerdos, ya en el Guttmann, son muy confusos. No sabía quién era ni donde estaba, aunque sí sabía que era piloto de motos y que había tenido algún tipo de accidente. Instintivamente me miré los pies y los moví, o sea que no estaba paralítico… y pensé “entonces? Por qué me tienen aquí atrapado?” Me intenté escapar pero sin éxito porque no podía ni levantarme. Según los médicos sufrí daños cerebrales considerados como permanentes, pero durante casi dos años he mejorado y sigo mejorando para volver a andar y hablar bien. 

Estoy mejor y lleno de esperanza, pero a la vez soy consciente de la situación económica de mi familia. Sé que para seguir recuperándome, tengo que mantener el ritmo con especialistas. Desafortunadamente, el seguro federativo de piloto sólo pagó una parte de los costes durante los primeros 18 meses (año y medio). Los costes asumidos hasta este momento por mi familia han agotado nuestros recursos y ahora nos faltan medios para mantener el programa de recuperación.

Es frustrante, porque voy cada vez mejor y ahora siento que estoy progresando mucho, trabajando con especialistas en recuperación física, mental y del habla. 

Si puedes ayudarme en el proceso de recuperación, por favor, dona aquí: https://www.gofundme.com/KennyNoyes

Mi historia, mi meta y mi ilusión

Aunque nací en Barcelona en 1979 y viví mis primeros 14 años en Miraflores de la Sierra (Madrid), no empecé a correr en motos hasta que la empresa donde trabajaba mi padre (Dorna) le mandó a California para organizar el GP de USA de 1994.

Mi padre, piloto de motos quien fue campeón de España de resistencia en 1986, quería que yo jugara béisbol o al baloncesto. Jugué béisbol como miembro del equipo español en el Campeonato de Europa de 1990, y baloncesto en el equipo de mi instituto en California. Pero desde muy joven, desde siempre, la pasión de mi vida era la moto… gasolina, derrapajes y velocidad.

De la temporada 2015, que abrí con una victoria en mi primera carrera portando el dorsal #1, apenas me acuerdo de nada. Poco a poco recuerdo fragmentos…de ganar en Portugal, de momentos en el garaje con el equipo, de salir de casa para ir con mi esposa a mi última carrera. 

Durante las primeras facetas de mi recuperación seguía con la ilusión de volver a correr. Pero, después de hacer unas vueltas y después de ser más consciente de mi situación, me di cuenta que no volvería a ser como antes, que no volvería a ser “rápido.”

Empecé a correr en Flat Track, circuitos ovalados de tierra en USA, pegándome viajes de 10 horas en pickup para participar en carreras en el circuito de Lodi. Aunque gané carreras allí, mis primeros éxitos importantes llegaron a finales de los 90 como amateur. En mi primer año como profesional gané el título nacional de Formula USA, pero mi meta era ser velocista. 

Sin ninguna experiencia sobre asfalto empecé como rookie en el Cto de España de Supersport en 2001. Era duro de verdad. Ahora me da mucha satisfacción saber que gané carreras y títulos, que hice dos temporadas como mundialista en Moto2, que hice la pole en el Gran Premio de Francia y que hice el quinto puesto en Moto2 en el G.P. de la Comunidad Valenciana. Pero lo más importante para mí ha sido el título de Campeón de Superbikes del Campeonato FIM CEV de 2014. 

Desde ese momento fui consciente de que hay otra vida más allá de los circuitos, y quiero compartir con mi esposa los muchos años que tenemos por delante. 

Una vez recuperado, quiero asumir la responsabilidad de dirigir el Campeonato de España de Flat Track y de volver a dirigir mi escuela de pilotaje (Noyes Camp).

Mi idea es de escribir un libro sobre esta larga experiencia que me ha enseñado tanto. La recuperación completa, o a lo menos muy avanzada, de atletas que sufran traumatismo craneoencefálico es posible, pero hay que creérselo y ponerle muchas ganas. El cerebro lucha para reconectarse. Algunos lo llaman “plasticidad cerebral,” para otros es simplemente un milagro. He tenido suerte, mucha suerte. Soy un hombre afortunado de seguir aquí… y quiero ganar esta carrera.

Esta es mi meta. Con tu ayuda, lo conseguiré.

 

Kenny Noyes, el mismo de siempre

kenny noyes mismo siempreKenny Noyes está sentado en su quad, sonriendo y charlando con Dennis durante un cursillo de dirt track del Noyes Camp. Quedan varios días para que se cumpla el primer aniversario del accidente que sufrió en Motorland Aragón, y por la forma en que ambos hablan y bromean, parece que han pasado décadas desde aquel día. Pero no, solo han pasado 362 días.

El campeón del FIM CEV Repsol 2014 había tenido un fin de semana complicado, y su equipo trabajó toda la noche del sábado para solventar esos problemas. El warm-up sería clave si quería hacer una buena carrera en su segunda casa. Todo iba según lo previsto. El ritmo estaba. Y en una salida a pista, se fue al suelo y la moto, que golpeó el muro y retrocedió, impactó de lleno con su casco.

Después de un año duro, Kenny es capaz de andar, de conducir su coche y, cómo no, de subirse a la moto. Y su familia lo tiene claro: sin la brillante actuación del personal y el equipo médico de Motorland Aragón, todo eso hubiera sido un simple sueño. Gracias a ellos y a todo el trabajo posterior, las metas de hoy en día son más ambiciosas. Y más cercanas también.

El accidente y las primeras semanas

Kenny fue trasladado al hospital de Zaragoza en ‘Glasgow 3’, el estado de coma más crítico que existe. Se podría definir de una forma muy sencilla: en una situación como esa, el cuerpo no tiene ninguna reacción ante los estímulos. Ni abría los ojos, ni mostraba respuestas verbales o motoras. Durante las primeras semanas, el oxígeno llegaba a su cuerpo gracias a la respiración asistida.

Llegó al hospital con traumatismo craneoencefálico severo con rotura en la base del cráneo, rotura maxilofacial y daños por aceleración. La buena noticia es que la hemorragia craneal que sufría no había aumentado su tamaño. El equipo de atención sanitaria le había colocado un sensor de presión intracraneal (una especie de válvula que controla la hipertensión) que le permitía contener la presión en su cerebro.

El equipo médico encargado de tratar a Kenny después del accidente se temía lo peor. Sin embargo, la Dra. Pilar Luque, encargada de tratar a Kenny en la UCI del Hospital Clínico de Zaragoza fue la primera en apuntar que la situación real del piloto era mejor de lo que esperaba. Hay que tener claro que, en este tipo de recuperaciones, no hay fecha, pero sí altibajos. Un mes después del accidente, la doctora advirtió a la familia sobre la posibilidad de que Kenny se quedara en estado vegetativo. Después de eso, hablaron, y la respuesta fue clara: “Ni de coña”. A partir de ese momento, empezaron un proceso de estimulación sensorial “súper intensivo”. La doctora visitó a Kenny 3 días después de hablar con los familiares, y lo primero que hizo el campeón del FIM CEV fue abrir los ojos. Habían pasado 23 días desde el accidente. 

La familia, pieza clave en la recuperación

Las personas más cercanas al campeón de Pro Singles en el AMA Pro Flat Track insisten una y otra vez: la familia es imprescindible para que se recupere una persona que está en una situación parecida a la de Kenny.  Adoptar una actitud negativa no sirve de nada, y pasaron a la acción: Dennis le leía historias y le contaba anécdotas sobre Kenny Roberts y Randy Mamola. Heidi, su madre, hablaba con él. Y tanto su hermano Dennis como Iana, la mujer de Kenny, eran los encargados de la parte más violenta del plan: le pellizcaban, le tiraban del pelo y le mordían. Estimularle era imprescindible para que su recuperación marchara por el buen camino. “Yo era el poli bueno y ellos los polis malos”, bromea Dennis.  El periodista especializado en motociclismo escribía, cada día, qué había hecho cada familiar mientras estaba con Kenny. Hablaban constantemente entre ellos para controlar los avances de Kenny y empezaban a darle órdenes para comprobar si ha alcanzado la fase de mínima conciencia, en la que una persona es capaz de cumplir órdenes. “Aprieta la mano con la que das gas”, le decían. 

Todos los estímulos eran pocos: le ponían grabaciones de sus amigos de la infancia para que escuchara viejas anécdotas y su mujer le ponía el pelo en la cara, porque odiaba que lo hiciera. De toda la vida.  Cuando su recuperación estaba más avanzada, Dennis le llevó una pelota de béisbol, porque había jugado mucho de pequeño. Le pedía una curva y Kenny la cogía con la posición exacta. “Una pelota de béisbol trae muchos recuerdos”.  En el periodo de recuperación, los enfermeros y las enfermeras se habían convertido en una pieza fundamental para Kenny, tanto en la UCI como en Guttmann. Según Iana, “son las personas más importantes junto con la familia”. Los seres queridos de Kenny quieren que su experiencia sea útil para otras familias que vivan la misma situación, y advierten: “Para que la recuperación vaya bien, es imprescindible que tú estés bien. Que descanses”, asegura Dennis, el hermano de Kenny.

También es imprescindible ser activo: “Lo bueno es preguntar qué puedes hacer cuando no está la persona encargada de la rehabilitación, tanto  a los enfermeros como otras familias que estén por delante en el proceso de rehabilitación”. Incluso investigar.  La última fase de la recuperación de Kenny está teniendo lugar entre el Institut Guttmann de Barcelona y la Fundación StepByStep, ambos centros especializados en lesiones medulares y cerebrales, siendo el primero también un hospital. No se puede hablar de plazos de recuperación, pero Kenny acude allí todos los días con la misma ilusión con la que se subía a la ZX-10R del Kawasaki Palmeto.  Es necesario que el familiar “conozca las limitaciones” de su ser querido y luche para avanzar en la recuperación todo lo posible. La capacidad de lucha de Kenny y su familia la resume una anécdota: a los 8 meses del accidente, creían que estaba capacitado para probar un simulador de conducción del Institut Guttmann, pero los médicos cumplieron con su cometido y fueron cautos. Creían que no era conveniente. Pero al fin de semana siguiente, antes de un cursillo del Noyes Camp, se animó a subirse a la moto y a conducir su coche. No pudo ir mejor. 

Los especialistas destacan que es fundamental en la recuperación que el paciente tenga la voluntad y la energía para trabajar duro. Los años de trabajo de Kenny como velocista, solucionando problemas, probando y siempre rozando límites, han contribuido a su recuperación.

Después de un año duro, Kenny es capaz de andar, de conducir su coche y, cómo no, de subirse a la moto. Y su familia lo tiene claro: sin la brillante actuación del personal y el equipo médico de Motorland Aragón, todo eso hubiera sido un simple sueño. Gracias a ellos y a todo el trabajo posterior, las metas de hoy en día son más ambiciosas. Y más cercanas también.Kenny Noyes está sentado en su quad, sonriendo y charlando con Dennis durante un cursillo de dirt track del Noyes Camp. Quedan varios días para que se cumpla el primer aniversario del accidente que sufrió en Motorland Aragón, y por la forma en que ambos hablan y bromean, parece que han pasado décadas desde aquel día. Pero no, solo han pasado 362 días. 

El campeón del FIM CEV Repsol 2014 había tenido un fin de semana complicado, y su equipo trabajó toda la noche del sábado para solventar esos problemas. El warm-up sería clave si quería hacer una buena carrera en su segunda casa. Todo iba según lo previsto. El ritmo estaba. Y en una salida a pista, se fue al suelo y la moto, que golpeó el muro y retrocedió, impactó de lleno con su casco. 

El accidente y las primeras semanas

Kenny fue trasladado al hospital de Zaragoza en ‘Glasgow 3’, el estado de coma más crítico que existe. Se podría definir de una forma muy sencilla: en una situación como esa, el cuerpo no tiene ninguna reacción ante los estímulos. Ni abría los ojos, ni mostraba respuestas verbales o motoras. Durante las primeras semanas, el oxígeno llegaba a su cuerpo gracias a la respiración asistida. 

Llegó al hospital con traumatismo craneoencefálico severo con rotura en la base del cráneo, rotura maxilofacial y daños por aceleración. La buena noticia es que la hemorragia craneal que sufría no había aumentado su tamaño. El equipo de atención sanitaria le había colocado un sensor de presión intracraneal (una especie de válvula que controla la hipertensión) que le permitía contener la presión en su cerebro. 

kenny-heidi

El equipo médico encargado de tratar a Kenny después del accidente se temía lo peor. Sin embargo, la Dra. Pilar Luque, encargada de tratar a Kenny en la UCI del Hospital Clínico de Zaragoza fue la primera en apuntar que la situación real del piloto era mejor de lo que esperaba. Hay que tener claro que, en este tipo de recuperaciones, no hay fecha, pero sí altibajos. Un mes después del accidente, la doctora advirtió a la familia sobre la posibilidad de que Kenny se quedara en estado vegetativo. Después de eso, hablaron, y la respuesta fue clara: “Ni de coña”. A partir de ese momento, empezaron un proceso de estimulación sensorial “súper intensivo”. La doctora visitó a Kenny 3 días después de hablar con los familiares, y lo primero que hizo el campeón del FIM CEV fue abrir los ojos. Habían pasado 23 días desde el accidente. 

La familia, pieza clave en la recuperación

Las personas más cercanas al campeón de Pro Singles en el AMA Pro Flat Track insisten una y otra vez: la familia es imprescindible para que se recupere una persona que está en una situación parecida a la de Kenny.  Adoptar una actitud negativa no sirve de nada, y pasaron a la acción: Dennis le leía historias y le contaba anécdotas sobre Kenny Roberts y Randy Mamola. Heidi, su madre, hablaba con él. Y tanto su hermano Dennis como Iana, la mujer de Kenny, eran los encargados de la parte más violenta del plan: le pellizcaban, le tiraban del pelo y le mordían. Estimularle era imprescindible para que su recuperación marchara por el buen camino. “Yo era el poli bueno y ellos los polis malos”, bromea Dennis.  El periodista especializado en motociclismo escribía, cada día, qué había hecho cada familiar mientras estaba con Kenny. Hablaban constantemente entre ellos para controlar los avances de Kenny y empezaban a darle órdenes para comprobar si ha alcanzado la fase de mínima conciencia, en la que una persona es capaz de cumplir órdenes. “Aprieta la mano con la que das gas”, le decían. 

Todos los estímulos eran pocos: le ponían grabaciones de sus amigos de la infancia para que escuchara viejas anécdotas y su mujer le ponía el pelo en la cara, porque odiaba que lo hiciera. De toda la vida.  Cuando su recuperación estaba más avanzada, Dennis le llevó una pelota de béisbol, porque había jugado mucho de pequeño. Le pedía una curva y Kenny la cogía con la posición exacta. “Una pelota de béisbol trae muchos recuerdos”.  En el periodo de recuperación, los enfermeros y las enfermeras se habían convertido en una pieza fundamental para Kenny, tanto en la UCI como en Guttmann. Según Iana, “son las personas más importantes junto con la familia”. Los seres queridos de Kenny quieren que su experiencia sea útil para otras familias que vivan la misma situación, y advierten: “Para que la recuperación vaya bien, es imprescindible que tú estés bien. Que descanses”, asegura Dennis, el hermano de Kenny.

También es imprescindible ser activo: “Lo bueno es preguntar qué puedes hacer cuando no está la persona encargada de la rehabilitación, tanto  a los enfermeros como otras familias que estén por delante en el proceso de rehabilitación”. Incluso investigar.  La última fase de la recuperación de Kenny está teniendo lugar entre el Institut Guttmann de Barcelona y la Fundación StepByStep, ambos centros especializados en lesiones medulares y cerebrales, siendo el primero también un hospital. No se puede hablar de plazos de recuperación, pero Kenny acude allí todos los días con la misma ilusión con la que se subía a la ZX-10R del Kawasaki Palmeto.  Es necesario que el familiar “conozca las limitaciones” de su ser querido y luche para avanzar en la recuperación todo lo posible. La capacidad de lucha de Kenny y su familia la resume una anécdota: a los 8 meses del accidente, creían que estaba capacitado para probar un simulador de conducción del Institut Guttmann, pero los médicos cumplieron con su cometido y fueron cautos. Creían que no era conveniente. Pero al fin de semana siguiente, antes de un cursillo del Noyes Camp, se animó a subirse a la moto y a conducir su coche. No pudo ir mejor. 

Los especialistas destacan que es fundamental en la recuperación que el paciente tenga la voluntad y la energía para trabajar duro. Los años de trabajo de Kenny como velocista, solucionando problemas, probando y siempre rozando límites, han contribuido a su recuperación.

El Kenny de 16 años

El accidente había hecho que Kenny perdiera sus recuerdos más recientes y, en cierto modo, ha experimentado una nueva vida. En un momento determinado ni siquiera reconocía a su hermano, por una razón muy sencilla que da el propio Dennis Noyes Jr.: “El Kenny de 16 años no reconoce a su hermano con barba”.

Pero el trabajo dio sus frutos. Todos le recordaban constantemente por qué estaba ahí, y los álbumes de fotos y los vídeos de todas las épocas de su vida han sido herramienta indispensable para que Kenny, un año después del accidente, pueda bromear junto a su padre. Los recuerdos de la vida con su mujer volvieron a los siete meses del accidente, y los enfermeros se preocupaban en todo momento por que fuera capaz de reconocerles y recordar sus nombres. Un paciente en una situación parecida a la de Kenny también necesita confianza de su entorno más cercano. De acuerdo con Dennis Jr., “hay que hacer que se lo crea, para que no deje de luchar”. Kenny luchó en todo momento, y Dennis, que tenía que viajar por trabajo y no estaba todos los días al lado de su hijo, era la persona que más notaba los avances.

La primera risa

Poco a poco Kenny subía niveles en la 'escala Glasgow' (sistema de catalogar el estado de una persona que sufre traumatismo cerebral) hasta pasar por las facetas de 'conciencia mínima' y 'amnesia post-traumática', antes de entrar en fase de rehabilitación.  Y después de avanzar desde Glasgow 3 hasta Glasgow 15,  de malas noticias y poca resignación, de no dormir y de trabajar constantemente por Kenny, consiguieron que volviera a reír. Y lo hizo su hermano, bailando y cantando delante de él. Se podría decir mucho de ese momento, que la familia guardará para siempre en forma de vídeo, pero sería una pérdida de tiempo teniendo esta frase de Dennis Jr: “Es lo mejor que he hecho en mi vida: crear un baile que hiciera reír a mi hermano”. 

Aquel 5 de julio, Kenny fue trasladado en un helicóptero que le salvó la vida. Y meses después puede reír junto a los cursillistas de Noyes Camp gracias, en parte, al trabajo que hizo con helicópteros teledirigidos en su habitación del Guttmann. Allí tenía pintadas unas pistas de aterrizaje en las que debía colocar esos juguetes para conseguir el mayor número de puntos posibles. Y sí, intentaba hacerlo lo mejor posible. Porque sigue siendo el Kenny competitivo de siempre. Es lo que tienen los campeones.

 

American Noyes Fights to a Podium Finish in Barcelona Round of the CEV SBK

cat2High track temperatures, set-up problems and determined rivals made it a hard day at the office for the defending champion who is now second and nine points back after a third-place finish at the Circuit of Barcelona-Catalunya. Kenny extended his streak of consecutive podiums, started last season, to seven.

American Kenny Noyes, riding the Palmeto Kawasaki ZX10-R, battled chatter and grip problems all weekend as track temperatures soared to over 120 degrees on Sunday. From the start right through to the finish of the 17-lap European Championship SBK race, Kenny was constantly fighting wheel-to-wheel with one rival or another and watching up the road as Carmelo Morales (Yamaha) broke clear of the pack.

Kenny, starting from fourth on the grid, was fifth into turn 1 and running in the midst of a swarm of three BMWs (Adrian Bonastre, Dani Rivas and Ivan Silva) while the two Yamaha riders, Morales and Venezuelan Robertini Pietri, led. Once past the first of the BMWs (Bonastre), he needed four more laps to close the gap on Pietri, who low-sided out of the penultimate turn at the end of lap 6. Three laps later, Rivas took a lunge up the inside at the turn 10 left-hander and crashed, nearly taking Kenny down with him, and allowing Silva, who had just moved into second, to pull a small gap.

While Morales extended his lead, Kenny reeled Silva back in and the two passed and re-passed each for the rest of the race, exchanging a little paint on the way and monopolizing the TV director´s attention.

At the flag it was Silva by a bike length and, immediately after the podium, the Palmeto Team met to go over data and to schedule a two-day practice session at Motorland-Aragon where Round Four will be held in two-weeks time on July 5. The team is determined to overcome the chatter and set-up problems that plagued them at Barcelona. Kenny is second in the points table by 9 points with 200 points and eight races still to be contested.

Kenny Noyes 3rd:
"It probably looked like a fun race on TV between Silva and me but, to tell the truth, I was having a pretty hard time. I could hold the slipstream of his BMW  down the long home straight but when I led he could overtake me too easily. Even though we rubbed fairings a couple of times, it was a clean scrap all the way to the flag.

I was disappointed not to get him back one more time, but having two guys go down right in front of me, especially Rivas who nearly took me with him, I realized just how easy it would be for me to drop it. It was slick and very bumpy out there. We got out of here with minimum damage - Morales took nine points from us - but now we know where we are.

We decided right after the race to go to Motorland on Tuesday and Wednesday for two days testing to try and get rid of the chatter and to find some more speed. Our rivals made some improvements after Portugal and now we have got to do the same."


Las altas temperaturas de la pista y los problemas con el set up, determinantes para el tercer puesto del vigente campeón, que extendió su racha de podios consecutivos a siete y es ahora segundo en la general a nueve puntos del líder.

Como suele ser habitual por estas fechas, el Circuit de Barcelona-Catalunya ha supuesto una dura prueba para los pilotos de la categoría de Superbike dentro del FIM CEV European Championship. Con una pista muy delicada cuando las temperaturas son altas, la prueba se convierte en un reto.

Aún así, Kenny Noyes ha mostrado su lado más competitivo durante las 17 vueltas que ha durado la carrera. En un primer momento, el estadounidense se ha visto taponado en las dos curvas de final de recta, pero después ha comenzado a remontar posiciones hasta situarse tercero e intentar dar caza al segundo clasificado en ese momento. Además de intentar alcanzar la segunda posición, Noyes ha tenido que defenderse de los envites de otros rivales, teniendo que esquivar a Dani Rivas que se ha caído delante del estadounidense. Con la pista en esas condiciones tan delicadas, ha llegado la caída de otro de sus rivales, Robertino Pietri, por lo que Noyes ha pasado a la segunda posición que posteriormente ha tendido que disputarse con Iván Silva. Después de la lucha y teniendo en cuenta la situación del circuito, Noyes ha preferido asegurar el tercer puesto, subiendo de nuevo al podio y manteniéndose segundo en la general a nueve puntos del líder y con una ventaja de quince sobre el tetero.

Ahora el Kawasaki Palmeto PL Racing Team se desplaza directamente hasta el espectacular trazado de MotorLand Aragón, donde esta próxima semana tendrán lugar unos test previos a la próxima cita del FIM CEV European Championship, que se disputará en el trazado turolense en dos semanas.

Kenny Noyes 3º: 

"Seguro que desde fuera ha parecido una carrera bonita, pero en realidad hemos sufrido un poco. Aunque podía seguir bien a Iván, en cuanto me ponía delante en las rectas nos faltaba un poco de velocidad. Hemos tenido una lucha de tú a tú bonita, pero al mismo tiempo siempre pensando en el campeonato.

Las caídas de Pietri y Rivas justo delante de mi puede que me hayan marcado un poco a la hora de haber tomado algún riesgo más en algún momento de la carrera.

Salimos de aquí con un tercer puesto, pero aquí hemos visto que nuestros rivales han dado un paso hacia delante y ahora nos toca a nosotros hacer lo mismo de cara a la próxima carrera en MotorLand.”

Kenny takes win in the inaugural round of the new European Superbike Championship in Portimão

port2Defending CEV Superbike Champion Kenny Noyes won the inaugural round of the new CEV FIM European Superbike Championship and was second in race two after a couple of paint-swapping battles with archival Carmelo Morales.

Kenny Noyes on the Palmeto Kawasaki ZX10-R and Spaniard Morales (Yamaha R1) completely dominated the weekend at the Autodromo Internacional Algarve outside Portimao, Portugal, with the American taking race one with a last lap pass on the brakes and with Morales taking race two after the two collided on the penultimate lap.

In both races there was a similar pattern. Noyes led for the first thirteen of seventeen laps with Morales following. Both riders know each other's tactics well and Kenny intended to set a fast enough pace pull clear of Venezuelan Robertino Pietri (Yamaha R1) to ensure that the duel on the final lap would be a two-rider affair.

In Race one Noyes led the first 13 of 17 laps before Morales made his move. The two swapped the lead and a bit of paint but it was the American who made the final pass on the brakes at the end off the Portimao home straight at the start of the last lap and then held on to win by a bike length.

In Race two Noyes again led for the first 13 laps and the American seemed to have the pace to repeat the win from the previous race, but after the two had exchanged the lead with some incidental contact, Kenny went for a gap that was closing and there was hard contact between the front wheel of the Kawasaki and the rear wheel of the Yamaha. Kenny managed to stay on, but lost almost two seconds.With only a lap to go he was only able to recover 1.1 seconds, fastest lap included, and took second by .9.

The season promises more battles like the two in Portugal. Kenny was especially glad to leave Portugal tied for the points lead because in 2014 Portimao was his most difficult track. There is now a long break defore the 10-race season resumed in Catalunya on June 20. This will give the Palmeto team an opportunity to work in private tests before the next battle.

Kenny Noyes Race 1: 1º / Race 2: 2º::

"Of all the circuits on the schedule, this is the one where we had the most trouble last year, so coming out of here sharing the lead and after seeing that we had a winning pace is huge for us.

I am happy about the win in race one and a little mad at myself for letting race two get away because I was feeling a lot stronger in the second race and knew what Morales' tactics would be. I should have waited for a better opportunity to pass. It was my mistake. I lost too much time to make up on the last lap, but seeing that we did the fastest lap of the race the last time around shows that we kept the tires working to the end. The tracks coming up are a lot more to my liking, so I´m liking our chances, but not underestimating anybody."


La defensa del número uno ha comenzado con la victoria en la primera carrera y un segundo puesto en la segunda que sitúan al estadounidense co-líder del campeonato. De Ulacia, tras dos brillantes actuaciones en las que ha terminado décimo tercero, ha igualado sus mejores resultados.

La defensa del número uno por parte de Kenny Noyes y el Kawasaki Palmeto PL Racing Team no podía haber empezado de una mejor manera, gracias a la brillante victoria que se ha adjudicado en la primera carrera. Después de dominar desde el principio, Noyes ha sabido ceder el mando de la prueba a Morales para volver a superarlo y cruzar la meta en primera posición. En la segunda carrera y después de volver a dominar la misma, un toque cuando estaba superando de nuevo a Morales ha hecho que el norteamericano haya estado a punto de caerse. A pesar de haber evitado finalmente la caída, la distancia perdida hacía muy difícil recuperar la primera posición a falta de poco más de vuelta y media. Aún así, Noyes ha hecho gala de su competitividad, intentando alcanzar de nuevo el mando de la carrera, algo de lo que finalmente le ha separado menos de un segundo.

La próxima cita del Kawasaki Palmeto PL Racing Team con el FIM CEV European Championship llegará el fin de semana del 20 y 21 de junio en el Circuit de Barcelona-Catalunya. Antes de ello, la estructura madrileña llevará a cabo diferentes test, además de disputar, con los pilotos del Junior Team la segunda prueba del Campeonato de España de Velocidad en el Circuito de Jerez a finales del mes de mayo.

Kenny Noyes Carrera 1: 1º / Carrera 2: 2º: 

"La primera carrera ha sido genial. El año pasado este era nuestro peor circuito y Carmelo tenía mucho mejor ritmo. Hoy hemos empezado liderando, al final he visto que estaba muy pegado y, cuando se ha metido en la curva de izquierdas, le he dejado pasar para estudiarlo un poco y he visto que iba mucho más cómodo detrás suyo. Aunque hemos tenido problemas en algunas curvas abriendo gas, estoy muy contento con la moto en general, con el motor y con la puesta apunto.

Para la segunda carrera no hemos tocado nada y me la he tomado con algo más de calma, porque veía que si apretaba Carmelo seguía ahí y he preferido no forzar y mantener a Pietri controlado detrás, sabiendo que cuando adelantara a Carmelo tendría más neumático y así poder forzar algo más para el final de carrera. Luego me he equivocado un poco, me he tocado con él a final de recta y después en otra curva de izquierdas, puede que haya pecado un poco de conservador y a lo mejor tendría que haber sido algo más agresivo. Aún así, salimos líderes de aquí que era un circuito poco favorable para nosotros así que somos optimistas de cara a las siguientes carreras porque vienen circuitos que nos gustan más y siempre se nos han dado mejor.”

 

Superprestigio: Kenny third for the second time in a row

news5Kenny Noyes finished third in the second edition of Superprestigio Dirt Track in a thrilling Superfinal. AMA Grand National winner Jared Mees finished second behind the world champion Marc Marquez.

This time the stadium was nearly full with more than 9,000 very appreciative and loud fans. In the Superfinal, Márquez and Mees were slowed by a turn 1 tangle but eventually hunted down leader Noyes, with Márquez taking the win. Unable to find a way past Márquez, Mees was second, and Noyes, for the second time in a row, was third.

Among the distinguished roadracers who took part in the event were six present or former world champions, all three current Grand Prix champions, Marc Márquez (MotoGP), Tito Rabat (Moto2), and Marc’s younger brother Alex Márquez (Moto3), plus the three-time World Superbike champion, Australian Troy Bayliss.

Third for the second time in a row, Noyes said, “That’s just the second dirt-track race I’ve ridden since 2000, so I can’t complain, but now I think we know what we have to do to the Kawasaki to have a shot at winning this thing the third time around. It has been such an incredible Season. And this Event has had massive media coverage. I’m very grateful to RPM Racing. I want to return next year and achieve the victory because today these two guys were just so fast! I ‘ve had very little time to practice in my new bike, so for next year I’ll be ready!”.

 

sponsors1   sponsors2   noyes camp
               
sponsors4   arresi1     sponsors3   five